Saltar al contenido
Salud Consultas | Actualidad de Salud, Bienestar y Nutrición

Tratamiento para el dolor del nervio ciático

Última actualización: 16 septiembre, 2017
Por:
Tratamiento para el dolor del nervio ciático

El ciático es el nervio más largo del cuerpo, comenzando desde las raíces nerviosas en la parte lumbar de la médula espinal (parte inferior de la espalda) y extendiéndose a través de la zona de las nalgas para enviar terminaciones nerviosas hasta las piernas. Conecta la médula espinal y la pierna.

El ciático es el nervio más largo del cuerpo, comenzando desde las raíces nerviosas en la parte lumbar de la médula espinal (parte inferior de la espalda) y extendiéndose a través de la zona de las nalgas, para enviar terminaciones nerviosas hasta las piernas. Conecta la médula espinal y los músculos de las piernas y los pies.
El dolor resultante de la irritación del nervio ciático se llama ciática. Es un síntoma más que un trastorno en sí. Es importante entender esto, porque es el diagnóstico subyacente que necesita ser dirigido para relevar el dolor del nervio ciático.
El diagnóstico clínico de ciática se denomina radiculopatía. Radiculopatía significa que un disco ha sobresalido de su posición normal en la columna vertebral y está ejerciendo presión sobre el nervio radicular (raíz nerviosa) en la parte inferior de la espalda, que forma parte del nervio ciático. Esto es más comúnmente un resultado de una herniación de disco, que comprime la raíz nerviosa L5 o S1 que se encuentra en la columna vertebral inferior, pero cualquier otra irritación o inflamación de este nervio puede conducir a los síntomas de la ciática. Una compresión mecánica del nervio ciatico como resultado de la espondilolistesis, la artritis o la estenosis espinal puede también causar el dolor.
Cuando el nervio ciático es presionado, el dolor que irradia a lo largo de su trayectoria se siente típicamente en la parte posterior del muslo y es generalmente difícil de ignorar. Dependiendo de donde se haya producido daño al nervio, el dolor puede ir acompañado de síntomas como entumecimiento u hormigueo, sensación de ardor o debilidad general en la pierna.
No hay peligro de parálisis, porque la médula espinal no está presente en la columna lumbar.
Con el tiempo, el nervio por lo general se cura y el dolor se disipa gradualmente, dado el descanso y cuidado adecuados.

Tratamiento de los síntomas de la ciática

Dependiendo de la gravedad del dolor, la aspirina o el ibuprofeno, relajantes musculares o inyecciones de cortisona pueden ser recetados, junto con el impulso del ejercicio regular que ayuda a aliviar la inflamación. El alivio de los músculos doloridos también se puede encontrar en compresas frías o calientes.
Hay algunos síntomas de ciática que pueden representar una emergencia médica. Son:

  • Debilidad progresiva en la pierna
  • Incontinencia o disfunción vesical o intestinal

Los pacientes con cualquiera de los síntomas anteriores se sospecha que sufren de síndrome de cauda equina y se aconseja buscar atención médica inmediata.
En el llamado grupo de riesgo, quienes deben contactar a su médico si ocurre ciática, sonn personas que

  • Han sido diagnosticados con cáncer
  • Toman medicamentos esteroides
  • Abusan de las drogas
  • Tienen una pérdida de peso inexplicable y significativa
  • Tienen VIH.

Antes de saltar al tratamiento, aquí hay algunos consejos útiles para el dolor en el nervio ciático:

  • La ciática por lo general mejorará por sí misma, en pocos días o posiblemente unas pocas semanas.
  • Si es posible, permanezca en el trabajo y activo.
  • Si el dolor le obliga a descansar, sepa que no es un buen tratamiento para la ciática. Trate de limitar el tiempo que pasa en la cama.
  • Los analgésicos simples, como el paracetamol o el ibuprofeno, pueden ser útiles.
  • No necesariamente ponga tensión en la espalda.
  • Si los síntomas están presentes por más de unos pocos días, considere la posibilidad de ver a un fisioterapeuta, quiropráctico u osteópata.
  • Una inyección epidural en la columna vertebral puede ser útil en casos de dolor severo e incapacitante.
  • Las complicaciones surgen en una minoría de casos. Su médico puede sugerir cirugía si la ciática no se asienta o si se producen complicaciones.
  • Más comúnmente, los síntomas del dolor de la ciática disminuyen después de algunas semanas o meses con el tratamiento no quirúrgico.

Tratamiento típico de la ciática

Dependiendo de la naturaleza de la razón diagnosticada para la ciática, su médico puede recomendar diferentes enfoques de tratamiento. Para curar el síntoma de ciática, la causa raíz necesita ser eliminada.

Opciones de tratamiento no quirúrgico

Los paquetes fríos son útiles con pequeñas irritaciones en el nervio ciático. Los paquetes fríos reducen la inflamación, los espasmos del músculo y el dolor cuando se ponen en el área afectada, disminuyendo la circulación de sangre. También puede utilizarse además de la terapia principal en condiciones más graves.
Los paquetes calientes funcionan aumentando el flujo sanguíneo para obtener más sangre en el área de aplicación, con el fin de generar más oxígeno y conducir más nutrientes al área afectada.
Los medicamentos como la aspirina o el ibuprofeno pertenecen al grupo de fármacos antiinflamatorios no esteroideos, actúan como analgésicos y ayudan a reducir la inflamación.
Los medicamentos recetados son más fuertes y prescritos en casos de afecciones crónicas o dolor intenso. Estos son relajantes musculares y antidepresivos.
Los ejercicios regulares deben ser fáciles de poder hacer en casa. Todos los ejercicios necesitan ser ajustados para satisfacer las necesidades individuales. Su médico le puede recomendar nadar, caminar e incluso practicar yoga. Un terapeuta primero entrenará a su paciente para realizar ejercicios regulares, por lo que sería capaz de hacerlo solo en su casa más tarde.
Un médico sugiere ejercicios de estiramiento y fortalecimiento.
El estiramiento ayuda a aliviar el dolor sostenido. El tipo de ejercicios se centran en aumentar la flexibilidad en el disco, los músculos, los ligamentos y los tendones. Es importante estirar los músculos que no están directamente involucrados con el área lesionada, como los brazos y las piernas.
Los ejercicios de fortalecimiento son muy importantes en el manejo del dolor lumbar.
Estos ejercicios están diseñados para fortalecer el “núcleo” o los músculos del tronco. Dos formas comunes de ejercicios de fortalecimiento para tratar la ciática son ejercicios de McKenzie y ejercicios de estabilización lumbar dinámica.
Para ser eficaces, estos ejercicios deben realizarse regularmente (normalmente dos veces al día) y correctamente. Es necesario que sea su rutina diaria. La duración de estos ejercicios son progresivos a partir de períodos cortos y de repeticiones bajas al inicio.
El ejercicio regular es crucial para los episodios actuales y recurrentes de la ciática, y para la salud general de la espalda. Además de los ejercicios, los pacientes con ciática deben minimizar el estrés cotidiano en la parte inferior de la espalda manteniendo una buena postura, asegurándose de que la parte inferior de la espalda se apoya mientras se está sentado, y evitando permanecer durante largos períodos de tiempo en la misma postura.
Un paciente también es probable que reciba un programa de dieta complementaria durante las sesiones de terapia para ayudarles a acelerar la recuperación del cuerpo.

Tratamientos alternativos

La acupuntura basa su práctica en la filosofía de lograr o mantener el bienestar a través del flujo abierto de energía a través de vías específicas en el cuerpo. El practicante usa agujas finas y las inserta en la piel cerca del área del dolor. Este tipo de práctica ha sido aprobada por la FDA como un tratamiento para el dolor de espalda, y los Institutos Nacionales de Salud como eficaces para aliviar el dolor de espalda, incluida la ciática.
Algunas formas de masaje han demostrado tener numerosos beneficios para el dolor de espalda, incluyendo aumento de la circulación sanguínea, relajación muscular y liberación de endorfinas, los analgésicos naturales del cuerpo.

Cirugía

La cirugía debe ser la última solución. Hay diferentes tipos de cirugías dependiendo de la causa raíz diagnosticada para la ciática.
Microdiscectomía es una cirugía microscópica realizada a través de una incisión muy pequeña con instrumentos muy pequeños para eliminar la totalidad o partes de una hernia discal.
La discectomía endoscópica invoca una estructura tipo tubo que se inserta en el cuerpo y la operación se realiza dentro de ella.
Discectomía percutánea es una forma de eliminar una hernia discal del hueso trasero. Un cirujano puede decidir quitar completamente el disco o sólo una parte de él.
Discectomía láser, al igual que el nombre dice, implica láser para eliminar la hernia de disco. Este es el desarrollo más reciente en los tratamientos quirúrgicos que están disponibles para la ciática.
Lamectomía lumbar (descompresión abierta) se ofrece a los pacientes que sufren de estenosis espinal lumbar que causa el dolor de ciática que se cera y disminuye durante muchos años. Después de este procedimiento, alrededor del 70% al 80% de los pacientes suelen experimentar alivio de su dolor del nervio ciático.