Trastornos del desarrollo del tracto genital femenino: sin apertura vaginal

Los trastornos del desarrollo del tracto genital femenino son problemas que afectan a los órganos reproductivos de las hembras jóvenes y ocurren durante el desarrollo fetal en el útero de sus madres.

Trastornos del desarrollo del tracto genital femenino: sin apertura vaginal
Trastornos del desarrollo del tracto genital femenino: sin apertura vaginal

Estos problemas de desarrollo pueden involucrar cualquier parte del tracto reproductivo, como la vagina, el cuello uterino, el útero o los ovarios. En esta discusión, nos centraremos en los problemas de desarrollo relacionados con la apertura vaginal.

Causas

El desarrollo del tracto genital femenino ocurre alrededor de la cuarta y quinta semana del embarazo y continúa hasta la semana 20.

El proceso de desarrollo es bastante complejo con muchos factores que afectan los resultados de esta etapa. El punto importante a tener en cuenta es que cuanto antes se produzca una interrupción durante la fase de desarrollo, el problema será más generalizado.

Los problemas que pueden ocurrir durante el desarrollo del tracto genital incluyen los siguientes problemas:

  • Genes mutados o faltantes: los defectos en los genes pueden hacer que el cuerpo no produzca una enzima importante llamada 21-hidroxilasa. Las glándulas suprarrenales del cuerpo necesitan esta enzima para producir las hormonas aldosterona y cortisol que influyen en la aparición de los genitales externos. La falta de 21-hidroxilasa hará que la vagina exterior aparezca como los genitales externos que se encuentran en los niños.
  • Uso de ciertos medicamentos y medicamentos durante el embarazo: se observó que medicamentos como el dietilestilbestrol (DES) que se usaba anteriormente para ayudar a prevenir los abortos espontáneos y el parto prematuro interfieren con el desarrollo del tracto genital femenino.

Condiciones que afectan a la apertura vaginal.

Ciertas condiciones pueden hacer que la abertura vaginal permanezca cerrada o que la vagina no se desarrolle por completo.

Estos pueden incluir los siguientes problemas:

Anomalías de la cloaca: en las primeras etapas del desarrollo fetal, la vagina, el recto y el tracto urinario se vacían en un solo tubo conocido como cloaca. Si esta estructura anatómica persiste y no se divide en las aberturas separadas mencionadas, la niña nace con una sola abertura en el área cerca del recto.

Labios fusionados: aquí, los pliegues de tejido alrededor de la abertura de la vagina se fusionan entre sí.

Himen imperforado: esta es una condición donde el tejido delgado que normalmente cubre parcialmente la abertura de la vagina cubre completamente esta abertura. El resultado es una hinchazón muy dolorosa de la vagina. Otras variaciones de un himen imperforado incluyen una abertura muy pequeña en la vagina o pequeños orificios en el himen. Esta afección solo puede descubrirse alrededor de la pubertad cuando la niña afectada comienza a menstruar, pero no pasa mucha sangre o sale muy poco de la vagina, o comienzan a quejarse de hinchazón en el abdomen inferior y dolor como resultado de la acumulación de sangre en el útero.

Problemas relacionados con la vagina: algunas hembras pueden nacer sin vagina o la apertura del órgano puede estar bloqueada por células que se encuentran más arriba en la bóveda vaginal que donde se encuentra el himen. La afección asociada con una vagina faltante se llama síndrome de Mayer-Rokitansky-Hauser, donde el bebé nace y le falta parte o la totalidad de sus órganos reproductivos internos.


Referencia:

  1. PubMed – La presentación y manejo de malformaciones genitales femeninas complejas. www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26537987