Saltar al contenido
Consultas de Salud | Actualidad de Salud, Bienestar y Nutrición

Tipos y causas de espinillas

Las espinillas en la piel pueden ser causadas por diversos trastornos de la piel. La palabra “espinilla” es un término urbano que representa todo tipo de bultos en la piel, pero hay algunos términos más precisos que determinan la apariencia de estos cambios en la piel. Se pueden localizar en diferentes partes de la piel, y la localización a veces puede ayudar a hacer el diagnóstico. Sin embargo, las espinillas en la cara, el pecho y la espalda durante la adolescencia son casi siempre una manifestación del acné. Estos son algunos de los tipos más comunes de espinillas.

Tipos y causas de espinillas
Tipos y causas de espinillas

Espinillas y los puntos blancos

Las espinillas son una de las manifestaciones del acné en un estado no inflamado. Se desarrollan debido a una acumulación de secreciones de las glándulas sebáceas, llamada sebo. El sebo a menudo bloquea los poros de la piel y se acumula, creando los tapones llamados comedones. Si estos comedones están abiertos, se vuelven negros en contacto con el aire debido al proceso de oxidación, de ahí la etiqueta de puntos negros. Por otro lado, los puntos blancos representan comedones cerrados. Las espinillas y los puntos blancos son más frecuentes en hombres que en mujeres debido a la testosterona que estimula la secreción de sebo.

Pápulas

Las pápulas son protuberancias rojas en la piel que aparecen si los poros se bloquean tanto que los comedones dañan sus paredes y causan inflamación. Si también hay bacterias, pueden agravar los síntomas. La bacteria más común que contribuye al desarrollo del acné se llama Propionibacterium Acnes. Las pápulas son a menudo dolorosas o con comezón y pueden sangrar si se irritan.

Pústulas

Si las espinillas son colonizadas por demasiadas bacterias, el daño al tejido atraerá glóbulos blancos (leucocitos) para combatir la infección. Estas células sanguíneas viven muy brevemente y permanecen en el lugar de la inflamación junto con las células muertas y las bacterias muertas, que se consideran pus. Las espinillas que contienen pus se llaman pústulas.

Nódulos

Los nódulos son granos grandes, firmes y muy dolorosos. Se desarrollan cuando las pápulas están irritadas, generalmente tratando de apretarlas. A medida que aumenta el daño tisular, el proceso inflamatorio empeora y causa dolor. Estos nódulos pueden ser muy grandes y además de ser dolorosos, también son estéticamente desagradables.

Quistes

Los quistes pueden desarrollarse a partir de pápulas o pústulas, y contienen líquido drenado del lugar de la inflamación o el pus. Tienen una pared suave y delgada que puede romperse fácilmente y causar fugas. Los quistes también pueden ser grandes y dolorosos hasta que se rompe la pared.

Manejando las espinillas

La medida más importante para el tratamiento y prevención de todo tipo de granos, especialmente si son causados ​​por el acné, es una buena higiene. Lave su piel con un jabón neutro y aplique cremas hidratantes para evitar el contacto con agentes dañinos del medio ambiente. Algunos ungüentos pueden empeorar los síntomas del acné al agregar más aceite a la piel que ya está grasosa.

Para las personas con problemas de acné, hay varios productos cosméticos que contienen antibióticos tópicos y queratolíticos (agentes de peeling). Los comedolíticos, como el peróxido de benzoilo, disuelven los comedones, que son las principales características patológicas del acné. El antibiótico tópico más comúnmente utilizado es la clindamicina .

Para casos moderados y severos, se pueden usar antibióticos orales y retinoides para eliminar bacterias y comedones de manera más eficiente. Sin embargo, los retinoides orales tienen algunos efectos secundarios, por lo que deben usarse exactamente de acuerdo con las instrucciones de un dermatólogo.