Saltar al contenido
Salud Consultas | Actualidad de Salud, Bienestar y Nutrición

Los antioxidantes, como la vitamina E y el zinc, pueden mejorar la fertilidad masculina cuatro veces

Última actualización: 9 noviembre, 2017
Por:
Los antioxidantes, como la vitamina E y el zinc, pueden mejorar la fertilidad masculina cuatro veces

Tomar antioxidantes puede ayudar mucho a las parejas que intentan concebir, especialmente si el problema es el conteo o la calidad de la esperma de la pareja masculina.

A veces, la suplementación nutricional es suficiente para permitir que los hombres se conviertan en padres

Los investigadores analizaron más de 30 estudios que incluyen el uso de antioxidantes seguros, comunes y económicos y los resultados en la fertilidad de los hombres. El equipo de investigación de Nueva Zelanda utilizó una técnica estadística llamada metanálisis para eliminar el error de muestreo, los resultados inexactos en los estudios médicos que pueden ocurrir cuando los hombres que participan en un estudio no son representativos de los hombres en el mundo en general.

Lo que los datos mostraron es que:

  1. Los hombres en programas de tratamiento de fertilidad que toman antioxidantes tienen cuatro veces más probabilidades de embarazar a sus parejas.
  2. Los hombres en programas de tratamiento de fertilidad que toman antioxidantes tienen cinco veces más probabilidades de convertirse en padres de un bebé vivo y saludable.

Los antioxidantes no solo ayudan a las parejas a concebir, sino que ayudan a las parejas a concebir bebés sanos. Y por solo unos centavos por día, ¿por qué ningún hombre que intenta convertirse en padre tomaría una dosis diaria de vitamina E (400 UI por día) o zinc (30 mg por día) con cobre (1 mg por día)? El metaanálisis realizado por los investigadores de fertilidad en Nueva Zelanda no nos lo dice con certeza, pero la respuesta podría ser que los antioxidantes ayudan a los hombres que son nutricionalmente deficientes en los suplementos que toman, pero no a los hombres que ya tienen suficientes antioxidantes en sus sistemas. Sin embargo, hay algunos hombres que son crónicamente deficientes en antioxidantes.

Casos de fertilidad masculina especialmente ayudados por suplementos antioxidantes

Ciertos hombres tienen casi la seguridad de tener bajos niveles de antioxidantes. Éstos incluyen:

  • Fumadores
  • Hombres que usan drogas ilegales regularmente
  • Hombres que han tenido quimioterapia
  • Hombres que tienen daño físico en sus testículos o escroto
  • Hombres que están regularmente expuestos a productos químicos, como gasolina, productos de limpieza industrial, tintes, químicos de grabado, fertilizantes, pesticidas y herbicidas
  • Hombres que han sido expuestos o tratados con radiación.

Sin embargo, restaurar los niveles de antioxidantes al tomar dosis moderadas de vitamina C, vitamina E, beta-caroteno o resveratrol y al comer cinco o más porciones de verduras al día no ayudará a los hombres que no producen espermatozoides en absoluto. (Y tomar megadosis de estos suplementos los convierte en pro-oxidantes, cancelando sus efectos antioxidantes.) Los antioxidantes ayudan a los hombres que tienen “subfertilidad”, no infertilidad.

En cambio, los hombres que son más ayudados por los antioxidantes son aquellos que tienen problemas con la motilidad de los espermatozoides, o “capacidad de natación”. El viaje de uno a tres días desde el cuello uterino hasta el óvulo requiere que la célula espermática gaste una gran cantidad de energía. La quema de azúcar en la célula aumenta los niveles tóxicos de radicales libres que quedan del proceso de generación de energía. Los hombres que toman antioxidantes producen espermatozoides que tienen los antioxidantes que necesitan para sobrevivir al viaje al huevo.

Los hombres que han tenido daños en el conducto seminal o que tienen una afección llamada varicocele (agrandamiento de la vena a través del escroto), son especialmente ayudados por el selenio. Otros hombres que tienen problemas con la motilidad espermática reciben ayuda tomando vitamina C, cobre y zinc juntos, vitamina E y comiendo al menos cinco porciones de alimentos vegetales todos los días.