Saltar al contenido
Salud Consultas | Actualidad de Salud, Bienestar y Nutrición

La soledad y la angustia de la desconexión

Última actualización: 16 noviembre, 2017
Por:
La soledad y la angustia de la desconexión

La conexión con los demás es vital para todos nosotros, pero cuando nos desconectamos de nosotros mismos para evitar el dolor, perdemos la posibilidad de conectarnos con los demás.

Mia y yo estábamos teniendo una sesión telefónica.

“Mi supervisora casi siempre está enojada conmigo. Me llevé muy bien con mi supervisor anterior, pero parece que no puedo hacer nada bien con esta mujer. No sé cuál es el problema, pero creo que tal vez, me equivoqué. Solía ​​pensar que estaba haciendo un buen trabajo, pero ahora no estoy tan segura”.

“Mia, debe haber una buena razón por la que te estás avergonzando y culpándote a ti misma por esta situación. ¿Qué sentirías si no te avergonzaras?”

Mia pensó por un minuto y luego dijo en voz baja: “Solitaria … y me duele el corazón”.

“Cuéntame más sobre estos sentimientos”.

“No me puedo conectar con ella porque está muy cerrada, y cuando no puedo conectarme con alguien, me siento sola y me duele el corazón”.

“¿Entonces preferirías avergonzarte y culparte a ti misma que confiar en tus sentimientos de soledad y angustia?”

“¡Oh! … Sabes, creo que he estado haciendo esto la mayor parte de mi vida. Creo que hago lo mismo con José”. (Su marido)

“¿Cómo se siente tu niña cuando la avergüenzas y la culpas en vez de abrazarla y aprender compasivamente de su soledad y angustia?”

“Se siente sola, sin importancia y mala consigo misma”.

“Mia, de qué manera, abre tu Guía e invita a la compasión por la soledad y el dolor que sientes cuando no puedes conectarte con alguien. Sé muy amable y afectuosa con tu hija. Tiene muy buenas razones para sentirse sola, ella sabe que no tiene nada de malo con sus sentimientos, y que le agradece que le haga saber, con su soledad y angustia, cuando alguien está cerrado e indiferente. ¿Puedes hacer esto?”

“¡Sí! Y se siente mucho mejor, ¡qué alivio!”

Todos aprendimos a usar la humillación, la culpa, la ira o la abstinencia para protegernos contra la soledad y la angustia de la desconexión. Es muy importante validar por ti mismo lo doloroso que es cuando no puedes conectarte con alguien, especialmente con alguien importante para ti. Pero cuando te avergüenzas y te culpas y desconfías de tus propios sentimientos, te desconectas de ti mismo, creando vacío, soledad y sentimientos de abandono en tu interior.

La auténtica conexión del corazón con otro es una de las experiencias más alegres de la vida. Esta conexión del corazón con los padres o cuidadores es vital para que los niños prosperen. Pero, con demasiada frecuencia, no experimentamos el nivel de conexión que necesitábamos para prosperar, y aprendimos a avergonzarnos a nosotros mismos en lugar de sentir la profunda soledad y el desamor de esta falta de conexión. Avanzamos hacia la edad adulta buscando la conexión que nos faltaba de niños, con la esperanza de que un compañero o alguien llene nuestra necesidad vital de conexión.

Pero como adultos, necesitamos conectarnos con el Ser y la Fuente antes de poder conectarnos auténticamente con otro. Y es solo cuando nos conectamos con el Ser y la Fuente que podemos aprender a manejar el dolor de la desconexión con los demás sin desconectarnos de nosotros mismos con nuestras acusaciones y vergüenzas.

Si continúa sintiéndose mal consigo mismo, es posible que desee darse cuenta de cuán a menudo se avergüenza de protegerse de sus sentimientos de soledad y angustia. Es posible que desee comenzar a notar que continuar avergonzándose crea la desconexión interna que lo deja sintiéndose vacío y abandonado. Es posible que desee tratar de abrazar su soledad y angustia con profunda bondad hacia usted y ver cómo se siente. Te garantizo que comenzarás a sentirte mucho mejor contigo misma, y que te resultará más fácil conectarte con otros cuando estés dispuesta a abrazar tus sentimientos auténticos en lugar de seguir avergonzándote a ti misma.