Saltar al contenido
Consultas de Salud | Actualidad de Salud, Bienestar y Nutrición

Información sobre la degeneración espinocerebelosa

La degeneración espinocerebelosa, también conocida como ataxia espinocerebelosa (SCA), es una enfermedad neurológica progresiva y degenerativa que afecta el cerebelo del cerebro. La causa de esta enfermedad se debe a la predisposición genética y se puede transmitir a través de genes recesivos, dominantes o ligados a X. Por lo tanto, puede afectar a cualquier persona de cualquier edad.

Información sobre la degeneración espinocerebelosa
Información sobre la degeneración espinocerebelosa

SCA tiene múltiples subtipos de los cuales cada uno podría considerarse una enfermedad en sí misma. Con el objetivo de tratar de transmitir los mensajes importantes sobre esta enfermedad, nos centraremos en la forma general en que SCA presenta, cómo se diagnostica y qué protocolos de tratamiento existen para ello .

Signos y síntomas

El área del cerebro que se ve afectada es el cerebelo y su función es lidiar con el equilibrio, la marcha y la coordinación.

Los signos y síntomas de este trastorno incluirán lo siguiente:

  • Mala coordinación de manos, pies y movimientos oculares y del habla.
  • Temblor intencional de las manos.
  • Ataxia (descoordinación progresiva lenta de la marcha) que varía según el subtipo de la enfermedad.
  • Pérdida de la coordinación fina de los movimientos musculares que conduce a movimientos torpes e inestables.

Cómo se hizo el diagnóstico

Diagnostico SCA
Diagnostico SCA

Cuando el paciente comienza a desarrollar los signos y síntomas antes mencionados, debe remitirlos a un neurólogo que los examinará.

Se realiza una resonancia magnética del cerebro y la columna vertebral para buscar posibles pruebas radiológicas de la enfermedad, como la atrofia del cerebelo. También se puede hacer un punteo espinal para buscar posibles pruebas.

La confirmación de SCA se realiza mediante la visualización de la materia cerebral afectada en la autopsia de un paciente fallecido ya que no existe una prueba definitiva para diagnosticar esta afección.

Manejo de SCA

Manejo de SCA
Manejo de SCA

Desafortunadamente, no hay cura para SCA. Sin embargo, es importante tener en cuenta que no todos los subtipos de la enfermedad causan la misma discapacidad.

El tratamiento está dirigido a un manejo de apoyo del paciente y sus síntomas . Existen medicamentos que se pueden recetar para ayudar a aliviar problemas como calambres musculares, rigidez, espasticidad, trastornos del sueño y depresión.

Los pacientes con SCA eventualmente no podrán realizar sus actividades normales de la vida diaria. Los terapeutas de rehabilitación tienen un papel importante que desempeñar aquí para ayudar a los pacientes a maximizar su capacidad de autocuidado e intentar retrasar el deterioro hasta cierto punto.

Los fisioterapeutas también pueden ayudar a implementar programas de ejercicios para que los pacientes puedan mantener un nivel de independencia. Aspectos importantes de estos ejercicios se centran en el entrenamiento de la marcha y el equilibrio postural, así como en las técnicas de fortalecimiento muscular y los ejercicios de rango de movimiento.

Los terapeutas ocupacionales pueden ayudar a proporcionar dispositivos tales como bastones, andadores, sillas de ruedas, etc. a pacientes con problemas de la marcha. También pueden ayudar suministrando dispositivos que ayudan con la alimentación, la escritura y el autocuidado para los pacientes donde la coordinación del brazo y la mano se ve obstaculizada.

Los terapeutas del habla también pueden ayudar a los pacientes mediante la implementación de estrategias de intervención conductual, así como dispositivos de comunicación para ayudar con la discapacidad del habla.

Cuando se implementan correctamente, estas medidas han demostrado mantener algún nivel de mejora en las capacidades físicas del paciente durante hasta 24 semanas después del tratamiento.