Saltar al contenido
Consultas de Salud | Actualidad de Salud, Bienestar y Nutrición

Glutatión – Aminoácido requerido por el cuerpo para realizar un número de funciones

El glutatión es uno de los varios aminoácidos que desempeñan un papel vital en la señalización celular, la expresión génica, la síntesis de hormonas y ciertas vías metabólicas en el crecimiento, la reproducción y la inmunidad

Glutation  Aminoacido requerido por el cuerpo para realizar un numero de funciones
Glutation Aminoacido requerido por el cuerpo para realizar un numero de funciones

El glutatión es uno de los varios aminoácidos requeridos por el cuerpo para realizar una serie de funciones. Desempeñan un papel vital en la señalización celular, la expresión génica, la síntesis de hormonas y ciertas vías metabólicas en el crecimiento, la reproducción y la inmunidad. Se requiere un nivel óptimo de aminoácidos para una mejor salud y prevención de una serie de trastornos. El glutatión se destaca por su función antioxidante. Ayuda a proteger contra una serie de trastornos asociados con el daño oxidativo causado por la acumulación excesiva de radicales libres en el cuerpo. Estos radicales libres generados como respuesta a la inflamación dan como resultado una serie de trastornos autoinmunes.

Papel en la autoinmunidad

Varios trastornos como la artritis se han asociado con el funcionamiento anormal del sistema inmune, en el que las células del sistema inmune comienzan a atacar a las células normales y sanas. Se han propuesto diferentes mecanismos para esta anormalidad observada en el sistema inmune. El papel del glutatión está siendo ampliamente investigado en este aspecto. Se ha observado que el glutatión es uno de los principales componentes de los sistemas de defensa antioxidante en varias de las células vivas. Se ha observado que el glutatión tiene diversos efectos sobre el sistema inmunitario. Uno de los principales roles señalados es su efecto sobre la inflamación. El glutatión puede estimular o inhibir la respuesta inflamatoria del sistema inmune para iniciar o controlar la cantidad de inflamación. El control es bastante vital, ya que la inflamación reducida no puede tener un efecto sobre los microorganismos dañinos, mientras que la inflamación excesiva puede dañar las células sanas de nuestro cuerpo. Los niveles óptimos de glutatión son necesarios para su función adecuada en el sistema inmune.

Protege la función de linfocitos

La función antioxidante del glutatión es beneficiosa para la protección de la función de los linfocitos. Se ha observado que la deficiencia de glutatión dificulta la capacidad de los linfocitos para expresar todo su potencial mientras realizan su función. Se forman varios radicales libres durante el proceso en el que los linfocitos atacan a los microorganismos dañinos. Antioxidantes como el glutatión son necesarios para reducir la acumulación de radicales libres que pueden destruir los linfocitos.

La función antioxidante protege las células inmunes

La función antioxidante del glutatión también se ha observado en otras células inmunes. Las células del sistema inmune generan grandes cantidades de radicales libres que pueden afectar el funcionamiento de estas células. El glutatión ayuda a reducir los niveles de radicales libres, protegiendo así las células inmunes y ayudándolas a trabajar de manera eficiente.