Además de la exagerada cantidad de cafeína (una lata equivale a más de 4 tazas de café filtrado), si miramos sus ingredientes en algunos casos sobrepasan en más de un 200% la CDR (cantidad diaria recomendada). Consumirlo de manera regular puede llevar a alteraciones cardiovasculares en pocas semanas (2-3) y el riesgo de consumir en exceso no es solo en momentos de ocio, en muchos trabajos especialmente sedentarios, para mantenerse despierto y rendir se recurre a ellos, algo que de manera puntual puede hacerse, pero que de manera habitual no es nada recomendable. Como curiosidad comentar que ya por el 1960 aparecía en Japón el Lipovitan una bebida con cafeína y taurina que se promocionaba como ayuda precisamente para rendir más en el trabajo (bebida y compañía que por cierto hoy aún existen).