Remedios caseros para el herpes de perros

Remedios caseros para el herpes de perros

Herpes de perros
Herpes de perros

Llagas o pompitas de perros

Pueden tener lugar para una amplia variedad de razones diferentes para los herpes de perros. Pueden variar desde lesiones menores que se curan a sí mismos en cuestión de días a problemas crónicos y más graves que se desarrollan como resultado de alguna enfermedad subyacente. Si su mascota tiene un dolor, es probable la notificación por sus cambios en el comportamiento. La mayoría de los perros tienden a olfatear sus llagas o, si el dolor está al alcance de la boca de su mascota, él puede lamer y morder en ella. Todos estos comportamientos en última instancia, hacer más para prevenir el dolor de la curación y conducir a la infección. Hay varios buenos remedios caseros que hacen uso de los productos que es muy probable que tengamos en casa.

Crema antibiótica

Cremas antibióticas, funcionarán igual de bien en perros como lo harán en los seres humanos. La función de estas cremas es para ayudar a la pompita o llaga a sanar más rápidamente y prevenir la infección. Cada crema de este tipo tiene un agente antibacteriano suave en ella que impedirá el crecimiento de bacterias malas alrededor de la llaga o pompita. Asegúrese de limpiar a fondo la llaga o pompita con agua y una toalla antes de aplicar la crema antibiótica. Usted también necesita estar seguro de que su perro no trate de comer o lamer la crema, ya que esto tiende a molestar a su estómago.

Leer ahora>  Enfermedades mortales prevenibles comunes en perros

Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de manzana contiene ácidos suaves que ayudarán a prevenir la formación de bacterias malas y a no crecer alrededor de la zona. El proceso de tratamiento de una herida abierta con vinagre de este tipo requiere primero, limpiar y secar a fondo el dolor. Aplicar una pequeña cantidad de vinagre de sidra de manzana y secar suavemente con una toalla o una bola de algodón. Asegúrese de calmar a su mascota, debido a que los ácidos le pueden picar a medida que aplica el vinagre. Vuelva a aplicar el vinagre después de unas pocas horas.

Soluciones con sal

En algunos casos, una solución con sal puede ser útil para estimular la regeneración del tejido de la piel y ayudar a la llaga o pompita a sanar apropiadamente. Mezclar la sal con el agua hasta que esté completamente disuelta. Limpiar la herida con agua pura y luego frotar suavemente con un algodón y la sal. Esta solución también se puede utilizar para limpiar una herida o llaga antes de aplicar las otras sustancias que se encuentran en esta lista.
Si las llagas o pompitas abiertas de su perro persisten, o si las soluciones que se encuentran aquí no ayudan a sanar a su mascota o parecen que las llagas van ser peor, lleve a su perro al veterinario para una inspección tan pronto como sea posible. Siempre esté al pendiente de los síntomas adicionales que pueden indicar una enfermedad más grave o condición. No obstante se aconseja visitar a su veterinario habitual para diagnóstico.

Leer ahora>  ¿Puedo darle a mi perro vinagre de manzana?