Queratitis (ojo nublado) en perros

La queratitis es una inflamación de la córnea en la cual la córnea se vuelve turbia, lo que produce pérdida de transparencia.

Queratitis ojo nublado en perros
Queratitis ojo nublado en perros

Los signos son lagrimeo excesivo, entrecerrar los ojos, manosear el ojo, evitar la luz y la protrusión del tercer párpado. Hay diferentes tipos de queratitis; todas son enfermedades graves y pueden llevar a la ceguera parcial o completa. Todos los tipos de queratitis deben ser tratados por un veterinario.

La queratitis ulcerativa es una inflamación de la córnea dolorosa que se produce como una complicación de la queratoconjuntivitis sicca o úlcera corneal. La córnea aparece opaca y turbia, luego turbia y finalmente de color blanco lechoso y relativamente opaca. El tratamiento es similar al descrito para la úlcera corneal.

La queratitis infecciosa ocurre cuando una infección bacteriana complica la queratitis ulcerativa, la queratoconjuntivitis sicca o la úlcera corneal. Las bacterias invasoras más comunes son Staphylococcus, Streptococcus y Pseudomonas. Además del dolor ocular, la queratitis infecciosa se caracteriza por una secreción purulenta del ojo. Los párpados están hinchados y enmarañados. Esto podría, al principio, sugerir conjuntivitis (que podría retrasar seriamente el diagnóstico y el tratamiento), pero recuerda que la conjuntivitis no suele ir acompañada de signos de dolor en el ojo.

El tratamiento es similar al descrito para la úlcera corneal. Es importante usar antibióticos tópicos seleccionados después de las pruebas de cultivo y sensibilidad.

Leer ahora>  5 mejores perros para mujeres solteras

La queratitis fúngica es poco común en perros, pero puede ocurrir con el uso prolongado de antibióticos tópicos. El diagnóstico se realiza por cultivo de hongos. Se trata con medicamentos antimicóticos.

La queratitis intersticial (ojo azul) es una inflamación corneal en la que aparece una película de color blanco azulado sobre la ventana transparente del ojo. Es causada por el mismo virus que causa la hepatitis infecciosa, y en un momento ocurrió después de la vacunación con CAV-1 (las vacunas con esta versión del virus de la hepatitis ya no se usan). Los signos aparecen 10 días después de la exposición. Los ojos comienzan a regar y el perro entrecierra los ojos y evita la luz. La mayoría de los perros se recuperan por completo en unas pocas semanas. En algunos casos, el ojo permanece permanentemente nublado.

La queratitis vascular es causada por la neovascularización, el proceso mediante el cual se pierde la transparencia de la córnea debido a un crecimiento interno de los vasos sanguíneos y el tejido conectivo. Puede ver los vasos sanguíneos creciendo en la córnea a simple vista.

La queratitis pigmentaria se produce cuando el pigmento de melanina se deposita en la córnea. Este es un proceso separado, pero a menudo se asocia con queratitis vascular. Ambas condiciones interfieren con la visión y pueden progresar a la ceguera.

Leer ahora>  Sanciones por abandono de perros por la Comunidad Autónoma

La queratitis vascular y pigmentaria puede, en algunos casos, ser el resultado de una irritación corneal crónica como la causada por entropión o lagoftalmos (incapacidad para cerrar por completo los ojos). Eliminar el proceso de inicio puede revertir la queratitis.

Pannus es un tipo específico de queratitis pigmentaria no dolorosa que se encuentra en Pastor Alemán y sus cruces, y también en Tervurens belgas, Border Collies, Greyhounds, Siberian Huskies, Australian Shepherds y otras razas. Ocurre en perros mayores de 2 años. Se sospecha que una enfermedad inmunomediada es la causa. Pannus puede asociarse con perros que viven a gran altura, debido a la disminución de la capa de ozono. Una característica distintiva de pannus es el enrojecimiento y el engrosamiento del tercer párpado, pero es posible que no siempre esté presente.

Tratamiento: la queratitis vascular y pigmentaria que no están relacionadas con la irritación ocular crónica son progresivas e incurables. El objetivo del tratamiento es detener la enfermedad y mantener la remisión.

La neovascularización responde bien a los corticosteroides tópicos en dosis altas. El veterinario debe controlar de cerca estas preparaciones, ya que el uso prolongado de corticosteroides en los ojos puede provocar una forma leve de síndrome de Cushing y otros problemas. La mejora comienza en dos a seis semanas. El tratamiento es de por vida. Detener las gotas para los ojos, incluso durante un corto tiempo, es seguido por una recaída. Solo una dosis baja puede ser necesaria para el mantenimiento.

Leer ahora>  Abandono de mascotas

La ciclosporina oftálmica instilada en los ojos dos veces al día puede reducir la deposición del pigmento de melanina.