Los 10 mejores consejos para el cuidado de la pata felina

Los gatos necesitan pies saludables para arañar, escalar y lograr sus famosos aterrizajes acrobáticos. Es por eso que es importante examinar y limpiar regularmente las patas de su gato y asegurarse de que estén libres de heridas.

Los 10 mejores consejos para el cuidado de la pata felina
Los 10 mejores consejos para el cuidado de la pata felina

Lo primero es lo primero: los pies de tu gato siempre deben mantenerse limpios. No debe ensuciar sus patas con tierra, basura o productos químicos domésticos. Además de causar dolor, las sustancias no saludables que se adhieren a sus pies pueden terminar en su lengua durante la preparación. Una vez al día, frote suavemente con un paño húmedo las patas de su gato. Asegúrese de verificar entre los dedos de los pies y alrededor de las almohadillas de las patas. Mantener sus pisos y otras superficies libres de escombros y productos químicos domésticos hará mucho para ayudar a mantener limpios los pies de su gato (y sus muebles).

2. Curiosidad

Los gatos son exploradores naturales que a veces se adentran en lugares extraños: vienen con el territorio tanto para los habitantes del interior como para el exterior. Así que revise las patas de su pequeño peregrino con regularidad para detectar cortes, llagas, astillas o hinchazones que puedan necesitar.

Leer ahora>  Cómo enseñar a su gato a venir cuando se le llama

3. Arañar

Los felinos necesitan arañar para arrojar sus fundas de uñas externas que revelan las garras afiladas y suaves que se encuentran debajo. Proporcione a su gatito algunos tipos diferentes de postes para que no se aburra y elija usar sus muebles. Anímalo a investigar las publicaciones olfateándolas con hierba gatera.

4. Clavarlo

Prepara a tu gato para un recorte de uñas masajeando sus patas, para que se acostumbre a la sensación de tocarlas. Recomendamos que empiece haciendo solo una o dos garras por sesión. Cuando parezca calmada y relajada, sigue estos pasos:

  • Aplique una presión suave sobre la parte superior del pie y la almohadilla debajo de la almohadilla; esto hará que extienda sus uñas.
  • Use tijeras de uñas de gato afiladas y de alta calidad para cortar la punta blanca de cada uña, justo antes del punto donde comienza a curvarse.
  • Tenga cuidado de evitar el rápido, una vena que se estrella contra la uña. Esta área rosa se puede ver a través de la uña.
  • Si accidentalmente corta en esta área rosa, puede sangrar, en cuyo caso puede aplicar un poco de polvo astringente para detener el sangrado.
    Asegúrese de elogiar a su gato y ofrézcale un regalo favorito cada vez que manipule sus patas y corte las uñas.

5. Pies peludos

Los gatitos de pelo largo pueden tener pelo que brota entre los dedos de sus pies. Si esto irrita a tu gato (sabrás si se lame el cabello de forma obsesiva), corta estos hermosos mechones suavemente con un pequeño par de tijeras redondas.

Leer ahora>  Tromboembolismo aórtico en los gatos

6. Pies felices

Revise los pies de su gato con regularidad para asegurarse de que no tengan heridas ni infecciones. Retire las astillas o la suciedad suavemente con unas pinzas y limpie cualquier corte pequeño. Si nota sangre, pus o un olor inusual, lleve a su gato al veterinario para verificar si hay infección.

7. Proteja las almohadillas

Tenga cuidado con las almohadillas sensibles de su gatito. En climas cálidos y fríos, hágalas hidratar con un producto recomendado por veterinarios e intente evitar que los pies de su gato toquen los patios de congelación, las aceras calientes u otras superficies incómodas.

8. Lenguaje corporal

Si observa que su gato se limpia obsesivamente las patas, cojea o se inclina por una pierna, investigue: podría requerir atención veterinaria.

9. Está en los genes

La mayoría de los gatos no padecen problemas en los pies, pero hacer una pequeña investigación para descubrir a qué problemas es susceptible la raza de su gatito puede ser de gran ayuda para mantener sus pies sanos.

10. Quitar las garras

Quitar las garras es una cirugía que implica la amputación del extremo de los dedos de un gato y causa un dolor significativo durante la recuperación. Por favor, respete la necesidad de rasguñar de su gato, proporcionándole rascadores, clipando sus uñas con regularidad e investigando otras formas de ayudar a controlar los arañazos destructivos.

Leer ahora>  Deficiencia de vitamina B1 (tiamina) en gatos